Tarta de Zanahoria

Tarta de Zanahoria

Hace unas semanas, compartí en la cuenta de Instagram una foto de mi tarta de zanahoria, y fue todo un éxito.

Así que lo justo es que comparta con vosotros la receta, para que podáis hacerte esta maravillosa tarta de zanahoria en vuestra casa. Veréis que no tiene mucha complicación y, una vez la probéis, lo difícil a a ser dejar de hacerla.

Antes de comenzar, sí me gustaría dejar claro que el frosting ese relleno y cobertura blanca, es imprescindible para que os quede una tarta de zanahoria de diez. Si él, sería un bizcocho de zanahoria simplemente.

Follow my blog with Bloglovin

Tarta de zanahoria con frosting de queso

Ingredientes:

Para el bizcocho de zanahoria:

  • 700g de zanahoria (quedarán unos 450g de zanahoria rallada, unos 300 al escurrirla)
  • 250g de harina de trigo
  • 4 huevos
  • 120g de azúcar normal
  • 150g de azúcar moreno
  • 250ml de aceite de oliva suave
  • Una cucharadita de canela
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de levadura

Para la cobertura:

  • 200g queso crema
  • 75g mantequilla
  • 1 cucharada sopera de extracto vainilla
  • 200g azúcar glass

Elaboración:

Primero, preparamos el bizcocho:

1. Pelamos las zanahorias y las rallamos. Podéis usar un rallador, una mandolina o incluso un robot de cocina.

2. Escurrimos la zanahoria rallada. Veréis que suelta bastante jugo. Finalmente debería quedarnos unos 300g. ¡No tiréis el jugo! Podéis mezclarlo con el zumo de una naranja y tener una merienda estupenda. Reservamos la zanahoria rallada.

3. En un recipiente añadimos los huevos y los dos tipos de azúcar. Mezclamos bien hasta que quede una masa bien integrada. 

4. En otro recipiente, mezclamos la harina, la levadura y las especias. Tamizamos esta mezcla sobre el recipiente con huevos y azúcar y mezclamos bien hasta que quede todo bien integrado. Es importante mezclar con paciencia. Estos son los detalles que harán que tengáis un postre de primera.

*Para estos paso, yo utilizo un mezclador como el que podéis ver en la foto. Si soléis hacer postres, os aseguro que es una compra estupenda, yo le doy bastante uso.
No sólo para postres, es mi mejor aliada para preparar cualquier masa.

5. Incorporamos la zanahoria rallada y, de nuevo mezclamos con paciencia. 

6. Por último, agregamos el aceite poco a poco, sin parar de mezclar, hasta que quede una masa homogénea.

7. Engrasamos y enharinamos el molde. Os recomiendo tener uno o dos moldes buenos. Por ahorrar dinero, alguna vez he comprado moldes baratos y los he acabado tirando… el que yo compré hace tres años, de 20cm está ya descabalgado, pero este es el mismo, de 23cm. 
Añadimos la masa del bizcocho y horneamos a 180º unos 45 minutos. 

8. Para saber si está listo, pinchamos con un palillo o un cuchillo. Cuando salga limpio, es que está listo.  Dejamos que se enfríe mientras preparamos la cobertura.

Mientras se enfría, preparamos la cobertura:

– En un recipiente, mezclamos la crema de queso, la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar glass hasta que se integre todo.

Montamos la tarta:

– Cuando el bizcocho esté frío, o partimos por la mitad (¡horizontal, no vertical!) y añadimos una capa de crema de queso. Cerramos con la otra mitad y cubrimos con el resto de crema de queso. Cubrimos con papel de aluminio (poned unos palillos encima para que no se pegue el papel a la cobertura) y dejamos en la nevera para que se enfríe (para comerla yo prefiero que esté a temperatura ambiente).

Y ya tenemos lista nuestra tarta de zanahoria.. ¡Es una maravilla!

¿Te ha gustado? ¡No olvides compartir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.