Lemon Curd

Lemon Curd

Contenido de la entrada:

Espero que, después de ya ni se semanas de confinamiento, aún sigáis con la moral alta.

Ahora que el horizonte de nuestra “nueva normalidad” está próximo, compartir con vosotros mis recetas para DESPUÉS de la cuarentena.

Aún tenéis tiempo para ir practicando, pero iré compartiendo con vosotros mis propuestas para celebrar con los vuestros.

Os recuerdo que en la cuenta de Instagram también tenéis un montón de ideas (aunque menos detalladas que aquí) para esos pequeños homenajes que, al menos a mi, me han ayudado a sobrellevar esta situación. Eso sí, os recomiendo verlo con el estómago lleno 🙂 .

Comenzamos con una receta a la que se le puede sacar mucho jugo… lemon curd.

Es una crema de limón de origen inglés que se puede usar de mil maneras. Para untar en tostadas, para acompañar un brownie, o incluso para hacer bombones (¡pronto os traeré un especial de bombones con los que triunfar!).

Como vais a ver, el lemon curd no tiene una elaboración complicada. Pero sí hay que hacerlo con paciencia y mimo (como todo en la cocina…). La clave está en controlar la temperatura ya que, si nos pasamos, el huevo cuajará y ahí ya no hay marcha atrás.

Para ello, yo os recomiendo que tengáis un termómetro de cocina. El que yo tengo me costó menos de 20€ (de hecho, ahora está rebajado en Amazon).

Sin duda fue una compra estupenda. Imprescindible para controlar la cocción, por ejemplo, del pavo para acción de gracias, o para asegurarte de que el aceite está a la temperatura óptima para frituras.

Pero bueno, aquí estamos para compartir recetas, no para divagar, así que vamos con los ingredientes y elaboración de este lemon curd.

Ingredientes

  • 4 limones
  • 4 huevos (tamaño L)
  • 200g azúcar (yo suelo utilizar azúcar glass, pero también he probado azúcar normal y el resultado es bueno)
  • 70g mantequilla sin sal

Utensilios

RalladorSet de tres cuencos de cocinaExprimidorVarillas de cocinaCazo de 0.9 litrosTermómetroColadorLengua pastelera
RalladorCuencosExprimidorVarillasCazoTermómetroColadorLengua pastelera
(Os dejo los links a Amazon. Sólo tenéis que hacer click en las imágenes)

Elaboración

1. Lavamos bien los limones. Los secamos y rallamos su piel (tened cuidado de no pasaros. Si rallamos la parte blanca, nuestro lemon curd quedará amargo).

2. Exprimimos los limones. Tendremos aproximadamente 150-200ml de zumo de limón. Si os sale menos, podéis exprimir uno más.

3. En un cazo, añadimos los huevos, el azúcar, la ralladura y el zumo de limón, y mezclamos todo bien. Ponemos el cazo a fuego medio (también podemos ponerlo al baño maría, para que sea más fácil controlar el calor).

4. Dejamos a fuego medio, removiendo constantemente (removiendo con mimo, no batiendo) hasta que alcance unos 65ºC (si tenéis termómetro, lo que os recomiendo. Si no, tenéis que estar muy pendientes de la textura. El punto óptimo es cuando comience a tomar una consistencia más densa, de crema pero antes de que llegue a hervir). Nunca debe pasar de los 70ºC, o el huevo se cuajará y estropearemos nuestro Lemon Curd.

5. Una vez alcanzada la temperatura, retiramos el cazo del fuego (o del baño María), pasamos el Lemon Curd a otro recipiente a través de un colador, para eliminar posibles grumos que se hayan formado. Después, añadimos la mantequilla en trozos para que vaya derritiéndose, mientras mezclamos con cuidado.

Dejamos reposar y… ¡ya tenemos listo nuestro Lemon Curd! Podéis utilizarlo, como os decía antes, para untar en tostadas, para acompañar brownies (o cualquier otro postre de chocolate) o, si sois más atrevidos, para hacer unos bombones (que pronto os enseñaré).

Si os ha gustado la receta, no olvidéis compartirla con vuestros amigos, familiares y gastroaficionados varios. ¡Y si os animáis a hacerla, dejadme un comentario con vuestro resultado!

¿Te ha gustado? ¡No olvides compartir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.